EL GÜIPIL

El hupil es una prenda de mucho colorido que cubre el torso. De su nombre en kaqchikel, es rupam po7t  que literalmente quiere decir “Su adentro, huipil”. Está constituido por 2 lienzos de telas tejidas. Que se unen al centro y a los lados por medio de costuras, hechas a mano o a máquina. Las aberturas que se dejan en la costura central y en las laterales forman el cuello y las mangas, los cuales generalmente se ribetean con  terciopelo negro.
El huipil presenta variaciones en diferentes aspectos tanto como formas de cuello, presencia de dobleces, tipo de telar en el que se hace, distribución de diseños, clase de diseño, y tipo de hilos y técnicas usados en su elaboración. La forma del cuello puede ser vertical, cuadrada o en “V” la primera es la tradicional  y es usada por mujeres que tienen aproximadamente más de 40 años. Se logra sencillamente sin unir los 2 lienzos de huipil a la altura requerida. La segunda es una innovación sumamente indefinida entre las mujeres jóvenes. La tercera es una innovación tan reciente que son pocas las mujeres jóvenes que la usan. Requiere hacer un corte, en forma de rombo de tal manera que el ángulo inferior de esta coincida con la unión central del huipil. Tanto el cuello vertical como el cuadrado son ribeteados con terciopelo negro. En cambio el ribete del cuello en V se caracteriza por un bordado, a máquina, de flores y otros diseños en llamativos colores.
El huipil de las mujeres jóvenes no solo se caracteriza por el cuello cuadrado sino también por la presencia de los 2 dobleces verticales ubicados a los lados del cuello, uno de cada lado. Estos dobleces se fijan con costura  a máquina y sirven para ajustar más el huipil a las líneas del cuerpo.

Los huipiles se elaboran tanto en telar de cintura como en telar de falsería el telar de cintura fue descrito en el capítulo 1. El  telar de falsería es un telar de pie que tiene una serie de lisos adicionales que permiten levantar diferentes puntos de hilos  La urdimbre en un orden específico para lograr un diseño brocado. (Veáse O´Neale 1965-86-87: ) Los huipiles elaborados   en telar de cinturas son llamados “huipiles de mano” o  mano de mujer en español y Po7t chin chi qáb huipil de (hecho a mano) en kaqchikel. Los trabajados en telares de falsearía se conocen como  “huipiles de mano de hombre” en español y como Po7t ruq´a achin (huipil, su mano de hombre) en kaqchikel. Esta distinción en los nombres locales español y en kaqchikel se basa en la animación que tradicionalmente ha existido entre tipo de telar sexo del tejedor, ya que el telar de cintura ha estado asociado con las mujeres y el telar de pie,  con hombre. Sin embargo en la comunidad varias mujeres tejen huipiles en telar de falsearía ellas han aprendido el oficio elaborado en talleres textiles donde es común que las mujeres y los niños trabajen como haladores. El halador o la haladora es persona encargada de levantar las aviaduras o lizo adicionales del telar de falsería, su trabajo debe coordinarse con el tejedor.

Este huipil  ejemplifica varios  detalles de uso habitual tal como el cuello cuadrado, la presencia de dobleces, el color negro de base, el uso de la sintética,  el ensanchamiento de la franja central la combinación de figuras antiguas y modernas y ausencia de rujikial tanto debajo de la creya como de las franjas que quedan en la a la altura de la cintura.