EL CORTE

El corte (uq) es una pieza tejida, tubular o rectangular que sirve como falda. Localmente existen 2 tipos de corte elaborados en telar de pie la morga el corte jaspeado. La tela de la morga es de algodón y su color es índigo con líneas blancas en la urdimbre. Estas líneas, de acuerdo a un ejemplar representativo, se distribuyen de la siguiente manera: Un conjunto formado por 4 líneas delgadas, 2 líneas más gruesas y 4 líneas delgadas; espacio de 4.7cm; un par de líneas delgadas; espacio  de 4×7 cm ; enseguida se repite el diseño. Para confeccionar la morga se unen 2 anchos de telas (250 cm. X 58cm.) a lo largo de la urdimbre. Los extremos de la pieza resulta se unen a su vez para formar un tubo. La costuras de las uniones se hacen a mano o a máquina.


La morga está en proceso de extinción. Antes la elaboraban en el tejar (Chimaltenango) y la llegaban a vender a Comalapa. Ahora ya solo la usan, unas cuantas ancianas por que el corte jaspeado la ha desplazado totalmente para ponérsela dobla la parte superior de la morga hacia adentro para determinar el largo de la prenda. Después se mete dentro del tubo, hala la pieza del lado izquierdo y la parte que se extiende después de su cuerpo la dobla, de tal forma que la pasa por detrás y la termina de enrollar en el lado derecho de la parte delantera de su cuerpo.

El corte jaspeado no es privativo de Comalapa. Se elabora en los centros textiles  de occidente Salcajá, San Cristóbal Totonicapán, Totonicpán y es usado en casi todos los municipios en los que se conserva el traje indígena. Se conoce como jaspeado porque parte de los hilos que se usan en su elaboración son veteados. Este aspecto se obtiene al teñirlos con la técnica de anudados o  ikat (9). Los hilos jaspeados se pueden utilizar en la urdimbre, en la trama o en ambas. Los diseños que se logran en el tejido con los hilos jaspeados son muy diversos e incluyen figuras humanas, flores, jarrones, etc. La variedad en diseño y colorido de los cortes jaspeados es muy grade.

El corte jaspeado que usan las mujeres de Comalapa mide entre 500 y 672 cm. (6-8 varas) de largo por 90cm. De ancho. Esta pieza  rectangular se une en sus extremos, ya que el corte jaspeado, a diferencia de la morga, se usa en dos y sin meterse dentro del tubo. Frecuentemente a la orilla inferior del corte se la agrega un adorno formado por una guarda de pana. La parte superior de la guarda se corta en forma de ondas o picos. El contorno de estas ondas o de estos picos a veces se acentúa con soutache.

El precio de un corte de 6 varas puede variar aproximadamente entre Q.20 y Q.80.  Al precio del corte hay que sumar el del adorno y la cantidad que se paga al costurero o costurera por ponerlo. La calificación local de un corte como sencillo o especial depende de su precio, la cantidad de adornos que tenga y la calidad de los adornos. El corte sencillo que usa una mujer de pocos recursos, por ejemplo, tiene encaje en la orilla en vez de pana y soutache. El corte especial que  una novia luce el día de su casamiento puede tener los siguientes adornos: pana y soutache en la guarda, una tira de encaje colocada a una cuarta (aproximadamente 20 cm.) de la guarda y aplicaciones o bordados a máquina en forma de rosas y ramas en la parte visible.

La mujer se pone el corte jaspeado de la siguiente manera: dobla la parte superior del corte hacia adentro para darle el largo deseado. Tom un extremo del corte con la mano izquierda y con la derecha pasa la pieza alrededor  de su cuerpo. Estira los dos extremos a su izquierda y la parte que queda entre su cuerpo y su mano izquierda, la dobla, la pasa por detrás de su cuerpo y la remata a la derecha de su ombligo. Antes de fijarse el corte con la faja, hace paletones en la parte delantera. El número y la colocación de los paletones del lado izquierdo. Las mujeres maduras y las comprendidas más o menos  entre los 25 y los 40 años usan tres o cuatro paletones distribuidos frente. Las mujeres adultas menores de 25 años las adolescentes usan dos paletones, uno a la izquierda y otro a la derecha.